Suiza, case study

Challenge: Demostrar que Suiza es puro Marketing
En un mundo globalizado, saturado, sobreexplotado y superpoblado Suiza está posicionada en todas nuestras mentes como “digna de admirar”. Parece casi obligatorio ir, un auténtico “Must”. Por qué?

Analysis: Qué es lo que sabemos de Suiza?
Queso, chocolate, dinero, trenes, montañas, nieve, Edelweiss, trompas de los Alpes, relojes… Todo, todo es verdad. Doy fe.
Puedes encontrar CASI todo esto porque yo un Edelweiss sólo lo he visto en imanes de nevera.

Jungfrau, Top of Europe

Puntualidad, amabilidad, lujo, tranquilidad… sí, qué majos y como molan los suizos. Y qué soso todo por Dios!!! A las 18h cierran las tiendas y a las 20h las calles son un desierto!

The complot: Qué medios han utilizado?
Nos han facilitado los datos a través de películas, publicidad, series de dibujos animados (ya os hablé de Heidi), megahits del dance como Chihuahua… sí! Era suizo!

Word of mouth [boca a boca]. Aquí todos le hacemos el juego… Uy, Suiza! Qué bonito. Vas a Suiza? Te va a encantar. Suiza, es tan verde, saluda a la vaca de Milka…
Basta!!! No creemos expectativas tan altas. Quién coño ha visto alguna vez una vaca lila?

Y por último y esto pasa una vez allí: la programación.
Intentan lavarte el cerebro! En suiza no puedes dar un paso sin encontrarte una bandera.

DSC_0417

En casi todas las casas, escaparates, calles, todo está lleno de banderas suizas. Juegan con la ventaja de que es muy estética. El rojo y el blanco combinan muy bien y una sencilla cruz blanca no ofende ningún gusto.

También veréis cencerros y relojes de cuco por doquier. Os juro que no he visto nada de eso fuera de las tiendas de suvenires.

Results: es un país que sí, es bonito. Y?
Quizás en 1920 si tenía ese encanto que nos quieren vender pero hoy en día o vas con dinero, a un nivel inalcanzable para cualquiera que esté en mi círculo más cercano (para saber más de la teoría de los círculos click aquí) o te dedicas al trecking, palos incluídos.

Francos suizos. También muy estéticos

Desde luego, a pasear no vayáis. Ni está ya tan limpia, ni es tan tranquila, Zurich es un caos de circulación. Además, los asiáticos no te dejan dar un paso y consumen más oxígeno a 3400 metros que un luchador de sumo haciendo spinning.

No hace falta recordar que aquí (Catalunya, for example) también tenemos TODO eso. Y no somos tan careros.
Podemos encontrar queso de fondie, Lindt y Toblerone sin tener que esforzarnos y desde luego las Raclettes que hacemos en mi casa le dan mil vueltas a las que he visto y probado en Lucerna.

El mundo es muy grande y hay muchas cosas que ver. No veo que sea tan imprescindible ir a Suiza. Para mí nos la han “dao con queso”.

Si queréis otro día comentamos las fotos (que han quedado muy bien). Pero hoy quería dejar esto muy claro: Suiza es puro marketing!
Os dejo con un vídeo que ilustra mi teoría a la perfección.

Anuncios

3 comentarios sobre “Suiza, case study

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s