El fotógrafo más sexy de National Geographic

Hace muchos muchos años, cuando creíamos que Clint Eastwood solo sabía pegar tiros, fumar puritos o girar la cabeza bruscamente y escupir, se estrenó una película llamada Los puentes de Madison County. ¡Qué sorpresa descubrirle como un hombre atractivo! Y más que por su físico, que era el de siempre (carita de chupar limones, cuerpo rígido, pelo-whisky), lo que resultaba más fascinante era que fuera un fotógrafo National Geographic. Dios, ¡qué glamour!

Puedes leer el post completo en Sales de Plata